Por la calle Mazarredo accedemos a los jardines de Albia. El nombre de Albia proviene de una pequeña elevación situada en los altos de Larraskitu. Allí, en una placita sombreada por hayas, se celebraba los domingos una romería para los montañeros de Abando. Albia, según parece ser, significa “en la ladera”. Cuando la romería se traslado a Abandoibarra, la juventud bilbaína comenzó a llamar Albia al lugar de la romería, actual emplazamiento del parque.

Jardines de Albia

Jardines de Albia

En los jardines hay 3 estatuas. La situada más cerca a Mazarredo corresponde al escritor Antonio Trueba (1819-1889), conocida como “Antón el de los cantares”. La estatua fue realizada en 1985 por Mariano Benlliure utilizando bronce, mientras que el pedestal, de mármol, fue obra de Severiano Achúcarro. La figura representa al cronista oficial de la villa (a tamaño natural), sentado y sosteniendo en las manos un cuaderno y un lápiz. Como curiosa anécdota, la estatua originariamente estaba orientada hacia Galdames, de donde era Antonio Trueba. Fue posteriormente, por una decisión municipal, que se reorientó hacia los jardines.

Estatua de Antonio Trueba en Jardines de Albia

Estatua de Antonio Trueba en Jardines de Albia

En el centro de los jardines se encuentra un estanque, cuya boca de fuente es un ánfora que sostiene una figura femenina. Situado desde 2003 en las proximidades del Palacio de Justicia, hay una estatua del fundador del Partido Nacionalista Vasco, Sabino Arana.

El estanque situado en Jardines de Albia

El estanque situado en Jardines de Albia