Desde su inauguración en Octubre de 1997, el Museo Guggenheim se ha convertido en una de las figuras que representan Bilbao, no solo a nivel arquitectónico sino como un gran paso en la renovación del antiguo Bilbao gris representado por fabricas y astilleros.

Museo Guggenheim (Bilbao)

Museo Guggenheim (Bilbao)

El edificio, creado por el arquitecto Frank Owen Gehry con la alianza de la Fundación Solomon Guggenheim, es la primera obra de arte que se ve al visitar el Museo Guggenheim. La estructura del Guggenheim, un conglomerado de figuras retorcidas, cubiertas de escamas de titatino (con un total de casi 33000 escamas) y que se asemeja a un barco navengando por las aguas del Nervión, pretende evocar el pasado industrial y marítimo de Bilbao.

Internamente, el Museo Guggenheim está constituido por un atrio desde el que se distribuyen las salas de exposiciones. Hay un total de tres plantas de galerías de varios tamaños, intercomunicadas por puentes, ascensores de cristal y torres de escaleras que comunican el total de 19 salas del Museo Guggenheim.

Otro de los atractivos del Museo Guggenheim esta situado en el exterior y puede pasar desapercibido. Se trata de la obra del japonés Fuyiko Nakaya titulada «Escultura de niebla» que, mediante mil toberas y un motor de bombeo de alta presión, es capaz de producir una espesa niebla que rodea al Museo Guggenheim. Asi pues, consigue mediante el potencial del aguay y la niebla, crear una estructura atmosférica de un gran impacto visual.

"Escultura de Niebla" (Nakaya Fujiko) en el Museo Guggenheim (Bilbao)

"Escultura de Niebla" (Nakaya Fujiko) en el Museo Guggenheim (Bilbao)